Chevrolet presenta la Nueva Montana

Chevrolet presenta la Nueva Montana, lista para la diversión y para el trabajo

  • Con la mayor capacidad de carga en el segmento
  • Posición de manejo más elevada, diseño atractivo y frente más alto, esta nueva pick-up llega en enero de 2011 a la Argentina con motor de 1.8 litros.

    

Recife, Brasil – Chevrolet continúa a todo vapor con la renovación de su línea de vehículos en la región y lanza este mes de septiembre la Nueva Montana. Se trata de un vehículo totalmente nuevo, siendo la segunda plataforma de la nueva arquitectura VIVA que originó el Chevrolet Agile. Llegará a la Argentina en enero de 2011, con una motorización de 1.8 litros.

  

La Nueva Montana cuenta con un diseño diferenciador que mezcla bellas y robustas líneas que dan la sensación de que la pick-up es mayor a todas sus competidoras, hasta en la capacidad de carga que es de 758 kilos. La Chevrolet Montana se comercializará en Brasil en dos versiones, la LS y la Sport, cada una de ellas dirigida hacia un tipo distinto de uso: trabajo y diversión.

La Montana tiene un diseño que transmite todavía más robustez y fuerza gracias a sus líneas más dinámicas y fluidas. El frente sigue el estándar global de Chevrolet, con la parrilla del radiador seccionada y faros con un estilo único. La superficie lateral se desprende más larga desde el paragolpes delantero, incluyendo el side step (escalón lateral) – recordando las pickups Heavy Duty americanas – hasta llegar a los faros, mientras que la tapa trasera tiene un pequeño desnivel en la parte superior, proyectado para mejorar la visibilidad.

 “La nueva Chevrolet Montana es un modelo que en Argentina llegará a competir fuerte en un mercado que busca un vehículo que brinde robustez y versatilidad sin perder diseño y confort”, aseguró Sergio Rocha, Presidente y Director Ejecutivo de GM Argentina, Uruguay y Paraguay.  “La marca Chevrolet asegura el respaldo que tendrá en todo el país y  brindará la innovación que nuestros clientes están buscando”, aseguró.

Después de haber sido pionera en la introducción del side step – escalón que facilita el acceso a la caja y que fue ampliamente copiado por la competencia – la Chevrolet Montana llega con un paquete de tecnologías exclusivas para el segmento, como piloto automático, computadora de abordo, aire acondicionado con display digital y sensor crepuscular, elevando la oferta de equipos a un nivel nunca antes alcanzado por ninguna de sus competidoras.

La Montana LS es la versión dirigida al trabajo y el transporte de carga. Robusta, tiene una nueva suspensión trasera, con resortes y amortiguadores especialmente desarrollados. La LS brinda la mayor capacidad de carga del segmento, 758 kilos, a distribuirse en una caja de 1.100 litros (1.180 sin el protector de caja). En cambio, la versión Sport, por sus características, es más deportiva y apunta más a la recreación. En otras palabras: tiene el confort necesario para utilizarla diariamente, puede enfrentar una aventura urbana y es apta para fines de semana en el campo o en la playa, ya sea cargada o no.

Ambas versiones estarán equipadas en Brasil con el eficiente motor 1.4 Econo Flex, que cuenta con un nuevo sistema de gestión electrónica totalmente desarrollada por General Motors en la región. Este motor genera 102 CV a 6.000 rpm y 13,5 kgf.m a 3.200 rpm cuando es abastecido con alcohol y 97 CV y 13,2 kgf.m a 3.200 rpm, con nafta. Es el motor 1.4 aspirado más potente del mercado brasileño.

Diseño sorprendente para una pick-up compacta

Carlos Barba, director de Diseño de General Motors para América del Sur, revela que el desarrollo de la producción del Agile y de la Montana se hizo conjuntamente para que ambos vehículos tuvieran características semejantes, aunque cada uno de ellos con una identidad propia. “Siendo un nuevo proyecto de la Aquitectura Viva, la Montana tiene un diseño que transmite más robustez y fuerza gracias a las líneas dinámicas y fluidas”, agrega el ejecutivo.

La segunda plataforma de la arquitectura VIVA es el resultado de la capacidad de los profesionales del Centro Tecnológico de GM, ubicado en São Caetano do Sul (SP), el más avanzado de América Latina.

La nueva pick-up de Chevrolet no sólo es imponente por su apariencia robusta, sino que  también es la mayor pick-up de la categoría, con 4,51 metros de largo, 1,70 de ancho y 1,58  de altura.  Su frente sigue el mismo estándar global de Chevrolet, con la parrilla del radiador como un elemento trapezoidal seccionada por una barra donde se coloca el moño dorado, símbolo de la marca. La superficie lateral se desprende más larga desde el paragolpe delantero, incluyendo el side step (escalón lateral) hasta llegar a los faros. Estos últimos son verticales y tienen un diseño diferenciado que dan la idea de que la pick-up creció en la parte trasera.  Al igual que los faros, las luces tuvieron un tratamiento especial denominado “Efecto Joya”, es decir, las piezas son más brillantes y brindan una iluminación más eficiente.

El techo de la nueva Montana tiene un detalle de diseño interesante, y que complementa el aspecto de la cabina. Se trata de una elevación que comienza algunos centímetros después de la unión del techo con el parabrisas y va hasta la parte trasera de la cabina encontrándose con el brake-light (tercera luz de freno). Otro detalle es el rack del techo, ítem de serie para la versión Sport.

La caja, una de las mayores de la categoría, con 1.100 litros de capacidad (1.180 sin el protector de caja) – cuenta con una iluminación direccional, gracias al brake-light, fijada en la parte superior de la cabina.  En la tapa trasera de la Nueva Montana hay un pequeño desnivel en la parte superior, proyectado para mejorar la visibilidad trasera. Según Carlos Barba, este sistema también mejora las operaciones de carga/descarga cuando la caja está cerrada.

El paragolpe trasero del modelo es hecho en chapa de acero – la Montana es la única   pick-up de su categoría que utiliza este material –  volviéndolo más resistente cuando alguna persona precisa pisar en este compartimiento para subir a la caja y colocar o retirar alguna carga. Asimismo, hay un escalón trasero que, además de componer el diseño, tiene una función muy importante también para facilitar el acceso a la caja.

La nueva pick-up tendrá un color externo exclusivo: el Verde Jaspe, que estará disponible para ambas versiones. Se trata de un color inspirado en la naturaleza y en equipos deportivos, el cual se desarrolló teniendo en cuenta al consumidor joven y aventurero, que concilia su agitada vida urbana con viajes a la playa y al campo en los días de descanso.

Posición de manejo más alta garantiza una mejor visibilidad

Internamente, la Chevrolet Montana tiene una diferencia importante con relación a las demás pick-ups del segmento: la posición elevada de manejo, gracias al punto “H” más alto. “Para una pick-up esto es fundamental ya que aumenta la visibilidad delantera y trasera”, señala Carlos Barba. Esta posición de manejo y el frente más alto dan la idea de que se trata de un modelo ubicado entre una pick-up compacta y una mediana.

La pick-up de Chevrolet también presenta la nueva tecnología “embossed” de los asientos de la cabina. Se trata de una grabación en bajo relieve para los tejidos, dando un aspecto más acogedor al habitáculo. Esta tecnología de confección de los asientos trae más “confort visual”, refinamiento en el acabado y sofisticación debido a que da un aspecto tridimensional a los asientos. En la categoría de las pick-ups compactas, ningún otro vehículo en la región posee este recurso de diseño de interiores.

Los grafismos de la tela de los asientos de la Montana son diferenciados en las dos versiones. Sin embargo los colores del panel y de las puertas son los mismos para las dos versiones. El “Efecto Joya” también se puede ver en algunos detalles del interior de la Montana, como los cromados que dan un contorno a los botones del control del aire acondicionado o en los tiradores de las puertas.

El interior de la Montana también se basa en el concepto de “dual cockpit” (cabina doble, en español). Es como si fueran dos ambientes en un mismo interior: el lado del conductor, más técnico, enfocado en la visibilidad y con los instrumentos a mano; y el lado del pasajero, donde se destaca el aspecto del descanso, con un espacio mayor para las piernas, y con los portaobjetos y recursos de entretenimiento más cercanos. A pesar de ser dos ambientes, los mismos están conectados por el diseño del panel superior.

Versión LS: robustez para el trabajo con la mayor capacidad de carga de la categoría

La Montana LS es la versión de entrada de la línea y cuenta con los atributos ideales para los consumidores que utilizan pick-ups para el trabajo. Comenzando por la cabina Max Cab, con más espacio (tiene 164 litros detrás de los asientos delanteros, siendo la mayor cabina simple del segmento) y confort con relación a la competencia, además de contar con la mayor capacidad de carga de la caja del segmento en su categoría.

Para facilitar el transporte de carga y preservar el piso y asegurar el valor de reventa, todas las versiones poseen un protector de caja de serie, diez ganchos para atadura de cuerdas, y el side step, que facilita el acceso al compartimiento. A propósito de este ítem, Chevrolet Montana ha sido pionera y también ha servido de base para que las marcas de la competencia siguieran por este mismo camino.

La carrocería de la pick-up recibió una especial atención. La Montana cuenta con estructuras reforzadas que garantizan un comportamiento torsional excelente. Además, las suspensiones están compuestas por nuevos amortiguadores y resortes, resultado de un nuevo proyecto inclusive más robusto para que la pick-up soporte más peso en la caja, sin perjuicio de su estabilidad. Asimismo, el conjunto brinda una excepcional estabilidad y confort, características importantes para este tipo de vehículo utilizado en el transporte de carga.

El modelo LS ya tiene los paragolpes pintados en el color del vehículo y viene de serie con ruedas de acero de 14 pulgadas y protector de caja. Su vocación para el trabajo solamente se hace más evidente en las manijas, frisos y capas de retrovisores en plástico negro, que además de pasar el toque de robustez están mejor preparados para enfrentar el trabajo pesado. Además, a la versión LS se le puede incorporar la gama de accesorios Chevrolet, como ruedas de aluminio de 14 y 15 pulgadas, la capota marítima y la radio con Bluetooth.

Sport: lista para la recreación, con diseño único y ultramoderno

La Montana también puede ser adquirida en la versión Sport, desarrollada para la recreación, es decir, para quien busca una pick-up compacta para utilizar diariamente y viajar los fines de semana o feriados. Para quien le gusta ir al campo (quinta o country), se puede cargar tranquilamente una motocicleta o bicicletas. Para quien va a la costa, puede llevar el Jet Ski con confianza y fácilmente una tabla de surf.

Con un sorprendente aspecto externo, la versión Sport trae de serie faros con máscara negra, luces fumé, frisos, manijas y retrovisores pintados con el color de la carrocería, barra de protección en el techo, adhesivos en la columna (y en las puertas, con el nombre de la versión), ítems que realzan todavía más su estilo deportivo. La Montana también tiene los paragolpes con el color de la carrocería y presenta, también de serie, ruedas de aluminio de 15 pulgadas, calzadas con neumáticos 185/60 R15 y faros antiniebla.  Además, se puede equipar con accesorios como la capota marítima para complementar el estilo más deportivo y que resulte más conveniente.

 

Diferencias comunes para las dos versiones

 

Aunque las versiones LS y Sport tengan sus particularidades y equipos distintos, ambas tienen algunos componentes en común y diferenciados en relación a los de la competencia.

En lo que se refiere al confort y flexibilidad, la Montana se destaca por el asiento del conductor con regulación de altura, posición de manejo más elevada, 25 portaobjetos en la cabina – incluyendo uno abajo del asiento del conductor -, asiento delantero del pasajero con respaldo abatible y volante con regulación de altura.

La nueva pick-up de Chevrolet cuenta con muchos recursos que normalmente sólo se encuentran en vehículos de categorías superiores, tales como control de velocidad de crucero para la versión Sport, computadora de abordo con seis funciones, ABS para los frenos y doble airbag.

Otros ítems más avanzados en lo que se refiere a la tecnología también son de serie en la Montana. El panel mezcla partes digitales con analógicas, ambas con iluminación “Ice Blue”, la misma que se encuentra en los Chevrolet Malibu y Camaro, y display digital del aire acondicionado. La nueva Montana también tiene sistema de encendido automático de faros (o sensor crepuscular), es decir, las luces se encienden automáticamente en cuanto el ambiente se oscurece y se apagan cuando la luminosidad es mayor (en la versión Sport). Otro recurso presente en el nuevo modelo es el sistema “Folow Me”, que facilita la vida durante la conducción nocturna. En este caso, permite descender del vehículo y contar con la luminosidad de los faros que continúan encendidos por algunos segundos, inclusive después de que el conductor traba las puertas, y el tiempo suficiente para que la persona llegue hasta un lugar más claro. Este recurso es de serie en la versión Sport y en algunas configuraciones de la LS.

También son de serie en la Montana los faros con encendido automático, encendido automático de las luces externas cuando las puertas son destrabadas por el control remoto, apertura automática de los vidrios de las puertas con accionamiento por control remoto y flecha de indicación de cambio de carril con regulador de tiempo. En este caso, basta con que el conductor toque suavemente la palanca y el guiño titila tres veces para indicar al auto de atrás la intención del conductor.

El modelo de Chevrolet cuenta también con radio AM/FM CD/MP3 con Bluetooth®, entrada USB y control directo Ipod®, además de los espejos y vidrios (estos con aliviador de presión) eléctricos y cierre automático de las puertas al alcanzar los 15 km/h.

Más de 1,1 millón de kilómetros rodados para testear a la Nueva Montana

General Motors probó la Montana en severos testeos en el Campo de Pruebas de Cruz Alta, en Indaiatuba (SP), el mayor y más completo de América Latina, durante cerca de 13 meses, totalizando más de 1,1 millón de kilómetros rodados.

El resultado es una pick-up robusta, con suspensión (delantera y trasera) que brinda una excelente estabilidad, ya sea con la caja cargada o vacía. “La calibración de esta suspensión, tanto de los resortes como de los amortiguadores, es específica para esta nueva pick-up que garantiza eficiencia, independientemente de su uso”, agrega Pedro Manuchakian, vicepresidente de Ingeniería de General Motors do Brasil.

El ejecutivo se refiere también al trabajo de los ingenieros de GM en el desarrollo de la cabina de la Montana. Se trata de la Max Cab, la cabina con mayor espacio detrás de los asientos para el transporte de pequeñas cargas. Son 164 litros de capacidad, sin dudas en Brasil, la mayor de la categoría.

Con respecto a la altura, la Max Cab de la Montana es 50 mm más alta que la anterior; 80 mm más larga y 54 mm más ancha. Son las mayores dimensiones de cabinas convencionales entre todas las pick-ups compactas comercializadas en el mercado.

Pedro Manuchakian señala inclusive el alto nivel de seguridad activa y pasiva de Montana, gracias a las exhaustivas pruebas de impactos realizadas en el Campo de Pruebas de Cruz Alta, en Indaiatuba (SP). “La estructura de esta pick-up ha sido diseñada y calculada de forma adecuada y anticipándose a criterios que solamente serán obligatorios a partir de 2012, como la nueva reglamentación para peatones”, informa el vicepresidente de Ingeniería de GM do Brasil. Con relación a la seguridad, la Montana posee barras de protección lateral en las puertas y puede ser equipada, asimismo, con frenos ABS y airbags dobles.

 

El sistema de gestión del motor garantiza una mayor eficiencia

 

La Montana viene con motor Econo Flex 1.4 y, como en el Chevrolet Agile, también posee el “System Zero”, un sistema de gestión de motor desarrollado por GM especialmente para vehículos ‘flex fuel’, cuyo procesador tiene velocidad y memoria mayores.

Creado, diseñado y desarrollado por GM, el sistema de gestión electrónico del motor contiene uno de los softwares más completos de la industria automotriz. El mismo incorpora los conocimientos globales de la empresa en el área de gestión de motor y viene con sensores de última generación, capaces de medir efectivamente la cantidad de aire admitida por el motor, posibilitando un cálculo más preciso de la cantidad de combustible a  utilizar, y contribuyendo con la mejora del consumo de combustible.

Este software también incorpora algoritmos estándares desarrollados en sociedad con las divisiones globales de General Motors para cumplir los más diversos requisitos de desempeño y emisiones. La validación de este sistema ha sido realizada globalmente y hoy  equipa vehículos en Estados Unidos, Alemania y Corea del Sur.

Con 102 CV a 6.000 rpm, cuando es abastecido con alcohol, y 97 CV a 6.000 rpm con nafta, el motor tiene 13,5 kgf.m a 3.200 rpm de torque, con alcohol, y 13,2 kgf.m a 3.200 rpm, con nafta, el motor Econo Flex, el 1.4 aspirado más potente del mercado, hace que la Montana alcance la velocidad máxima de 170 km/h cuando es abastecido con alcohol y 168 km/h, con nafta. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 12s1, con alcohol en el tanque, y 12s3, con nafta.

Los datos de potencia y torque de la nueva Montana son diferentes de otros modelos de la marca que utilizan el motor 1.4 Econo Flex por motivos técnicos: los sistemas de inducción de aire y de extracción de aire son aplicaciones diferentes en compartimientos de motor diversos, y las calibraciones de motor son distintas, en función de las masas y aerodinámicas específicas para cada uno de los modelos.

El “System Zero” tiene la gestión controlada por torque, lo que mejora especialmente la conducción de la nueva pick-up y, con ello, proporciona respuestas más rápidas y también reduce la emisión de contaminantes. Este sistema de gestión posee un sensor de fase (en el comando de válvulas), que inyecta el combustible para cada cilindro en el momento correcto. “Esto contribuye a una mejor eficiencia en el consumo de combustible y, consecuentemente, mejora mucho el nivel de emisiones”, explica Paulo Riedel, director de Ingeniería de Producto de GM Powertrain do Brasil, brazo de GM responsable de los motores y transmisiones de los modelos de Chevrolet.

El motor Econo Flex es del tipo VHCE. Para GM, “VHC” significa – además de Very High Compression – una mayor potencia, mayor fuerza, mayor eficiencia, resultando en un menor consumo de combustible y mejor conducción. La letra “E” se adopta en el nombre debido a que recuerda tres palabras que forman parte del espíritu de este propulsor: economía, energía y ecología.

La calibración del Econo Flex fue perfeccionada para arranque en frío, que permite el encendido del motor en temperatura ambiente de hasta 8º C, sin el auxilio de la nafta. Además, el eje del cigüeñal con ocho contrapesos permite su funcionamiento en régimen de elevada rotación y con reducida vibración.

La Montana está equipada con la transmisión F15 WR, también desarrollada por GM Powertrain do Brasil, que es responsable global del diseño de esa familia de transmisiones, con sincronizadores triples para la primera y la segunda marchas, además de lubricación permanente, no necesitando el cambio de aceite de la transmisión.

La transmisión de la Chevrolet Montana tiene relaciones de marchas adecuadas para una pick-up, permitiendo una mejor conducción en condiciones de carga y trabajo. “La primera marcha es más corta y la quinta marcha más larga, comparada con un Agile, por ejemplo. Esta característica de relación de marchas brinda una gran versatilidad para una pick-up”, señala Paulo Riedel.

ACERCA DE GM

 

General Motors es una de las empresas automotrices más grandes del mundo cuyas raíces datan de 1908. Con sus oficinas centrales en Detroit, GM emplea 208.000 personas en cada región importante del mundo y comercializa sus vehículos en más de 120 países. GM y sus socios estratégicos producen autos y camiones en 31 países y venden y dan servicio a esos vehículos a través de las siguientes marcas: Buick, Cadillac, Chevrolet, FAW, GMC, Daewoo, Holden, Jiefang, Opel, Vauxhall y Wuling.  El principal mercado de los productos de GM es China, seguido por los Estados Unidos, Brasil, Alemania, Reino Unido, Canadá e Italia.  La subsidiaria OnStar es la líder mundial en seguridad y servicios de información. General Motors adquirió las operaciones de General Motors Corporation el 10 de julio de 2009, y las referencias a períodos anteriores en este y otros materiales de prensa se refieren a las operaciones de la antigua General Motors Corporation. Para mayor información sobre la nueva GM, visite http://www.gm.com.

GM Argentina comercializa las marcas Chevrolet y Suzuki a través de una importante red de concesionarias que brinda servicios y repuestos en todo el país. En 2009, GM Argentina comercializó 78.502 unidades. Adicionalmente, produjo 82.123 unidades en el Complejo Automotor de GM Rosario y exportó 50.000 vehículos a distintos países de la región. GM Argentina cuenta con 3.300 empleados en el país y tiene instalaciones en Buenos Aires y Alvear, Santa Fe. Algunos de los modelos comercializados en el país son:

Línea Chevrolet: Classic, Spark, Agile, Aveo, Corsa II, Astra, Vectra, Meriva, Zafira, Captiva y S10.

Línea Suzuki: Fun, Swift y Grand Vitara JIII.

Anuncios

One response

6 10 2010
BIENVENIDOS A BIG CHEVY! « Big Chevy Argentina

[…] Si queres ver mas HACE CLICK ACA!!! […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: